El naranjo enano

La mayoría de los árboles frutales más comunes (naranjo, limonero, granado, cerezo, etc.) son perfectos para cultivar en maceta. Por ejemplo, los cítricos, como el naranjo enano, plantados en grandes macetas son ideales para decorar una terraza o un jardín. Sus flores, que empiezan a brotar en primavera, además de aportar un gran colorido, perfuman el ambiente durante semanas.


VariedadesExisten distintas variedades de naranjos especialmente indicadas para cultivar en maceta. Buenos ejemplos son:
- Citrus aurantium "Bouquet", de frutos amargos y hojas puntiagudas. El alto valor ornamental del naranjo amargo reside en el atractivo y alegre colorido de sus frutos, el denso follaje verde oscuro y sus flores aromáticas.
- Citrus sinensis "Navelina", de fruto dulce. Es un árbol de pequeño tamaño, de forma muy redondeada, con muy pocas espinas, follaje denso, de hojas muy pequeñas y alargadas.

- Citrus mitis "Bunge", que no necesita poda de mantenimiento. Se trata de un pequeño árbol de copa densa, con tendencia a la verticalidad, inerme o con cortas espinas. Sus hojas son pequeñas y elípticas.


Lo que necesitan- Tierra y abonado. De calidad, y a ser posible abonada todo el año. En verano tienen que utilizarse productos ricos en nitrógeno. Los abonos de invierno deben tener microelementos, como hierro, magnesio, zinc y potasio. Esto evitará que la fruta se caiga antes de estar madura.



- Agua. Hay que regar de forma abundante desde la primavera al otoño y moderarlos en invierno. También es importante evitar regar con agua caliza y rociar con cierta frecuencia.


- Luz. Es preferible situar las plantas todo el año en un lugar claro y soleado, incluso soportan el sol directo.


- Poda. Los cítricos no necesitan una poda regular, pero los arboles plantados en maceta deben mantener la forma; para ello, corta los brotes nuevos a principio de la primavera, así crecerán más frondosos.


- Temperatura. En invierno es preferible tenerlo en interior, con una temperatura entre 15º y 18º. En verano, lo mejor es sacarlo al exterior.


Consejos- Recuerda que los árboles frutales no son resistentes a las heladas, pero al cultivarse en maceta son más fáciles de proteger que los cultivados en un huerto.



- La maceta donde plantes el naranjo enano debe ser grande y profunda, y el suelo, rico en nutrientes y con buen drenaje.


- Los frutales, aunque sean enanos, necesitan espacio para que los frutos maduren a pleno sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada